Datos de la encuesta: Temor por la seguridad del uso de robots en procedimientos médicos.

Sólo el 9% de las personas preferiría someterse a una operación realizada por un robot cirujano en lugar de un ser humano, a pesar de los recientes avances tecnológicos que han provocado un aumento del uso de la robótica en el ámbito médico.

Según una nueva encuesta, realizada por el distribuidor especializado en componentes industriales Northern Connectors, el 51% de las personas seguiría prefiriendo a un cirujano humano frente a un dispositivo robótico.

La encuesta, en la que se preguntó a 570 personas sobre su opinión acerca de los recientes avances médicos, reveló que sólo el 9% de los encuestados preferiría que un robot realizara su operación, mientras que el 40% respondió «no sé».

Cuando se les preguntó su opinión sobre las principales desventajas del uso de la robótica en la medicina, el 73% de los encuestados dijo que la «posibilidad de mal funcionamiento» era una preocupación, seguida por el alto coste de la maquinaria (56%) y la pérdida de puestos de trabajo en el NHS (41%).

Scott Jones, director general de Northern Connectors, afirma: «El uso de sistemas robóticos en aplicaciones quirúrgicas y médicas está cada vez más extendido, y es probable que los continuos avances tecnológicos lo hagan aún más común en el futuro.

«Sin embargo, los resultados de nuestra encuesta sugieren que todavía hay un largo camino por recorrer cuando se trata de confiar en la maquinaria para llevar a cabo el trabajo que normalmente realizan los humanos.

«A pesar de que los robots se consideran en muchos aspectos más precisos y fiables que los cirujanos humanos, a la gente le preocupa inevitablemente poner su vida en manos de una máquina».

Las respuestas no fueron todas negativas, y muchas personas están de acuerdo en que el uso de la robótica en la medicina puede aportar una serie de beneficios. Cuando se les preguntó por las principales ventajas del uso de la robótica en los procedimientos médicos, el 64% dijo que el riesgo de error humano era menor, seguido de una cirugía menos invasiva (57%) e incisiones más pequeñas (56%).

Cuando se les preguntó hasta qué punto estaban de acuerdo en que el aumento del uso de la robótica por parte de los proveedores de atención médica mejoraría el nivel de atención al paciente, el 45% dijo «no estar ni de acuerdo ni en desacuerdo», el 34% dijo «estar de acuerdo», el 8% dijo «no estar de acuerdo» y el 2% dijo «estar muy en desacuerdo». Sólo el 11% de los encuestados estuvo muy de acuerdo en que la robótica mejoraría la atención al paciente.

Scott Jones afirma: «Aunque la gente parece ser vagamente consciente de los beneficios del uso de la robótica en los procedimientos médicos, está claro que hay que hacer más para aliviar las preocupaciones entre los miembros del público.

«Los temores en torno a la seguridad y la precisión de los procedimientos son frecuentes entre los miembros del público, sin embargo, es muy probable que el uso generalizado de la robótica médica continúe. Por lo tanto, es necesario educar más sobre las ventajas de estos productos para ganar realmente el apoyo del público.»

RECOMENDADO  La nueva amenaza del ransomware: la triple extorsión